jueves, 16 de abril de 2009

BARRAS BRAVAS


BARRAS BRAVAS



Por su parte, en Colombia el fenómeno empezó en los albores de la década de 1990 a partir de la rivalidad entre hinchas de clubes de Bogotá, Medellín y Cali, extendiéndose luego a otros lugares del país. A partir de este momento, comienza a reemplazarse el tradicional modo pasivo de asistir al fútbol en Colombia, por uno activo y protagonista del espectáculo. Dicho fenómeno trasciende los márgenes de los recintos deportivos, empezando a configurarse como tribus urbanas que marcan el territorio por medio de graffitis, y generan actos de violencia entre los distintos grupos

En los inicios del siglo XXI las barras bravas colombianas han presentado importantes progresos en su organización, lo que les ha valido una mayor representación al interior de los clubes de fútbol, de los cuales consiguen entradas para los compromisos y patrocinios para viajes a nivel local e internacional. Sin embargo, a causa de este creciente poder, en algunos grupos se han presentado divisiones y disputas internas, las cuales han generado enfrentamientos violentos entre hinchas de un mismo equipo.

Las barras bravas en Colombia se han caracterizado por su influencia argentina. Los términos lingüísticos, las actividades en los estadios y en las calles, los cantos y los iconos de las barras, entre otros, reflejan la 'argentinización'. No obstante, también existe un movimiento pro-colombiano dentro de la mayoría de las barras, donde se adoptan elementos típicos del folclor local.





Es poco probable que tu no los hayas visto, van por la calle luciendo con orgullo la camiseta de la divisa verde que aman, pidiendo una moneda para “completar lo de la boleta” en las afueras de los estadios, cantando antes de subir a las graderías y después de abandonarlas; así el resultado del encuentro no haya sido el deseado, saltando descamisados en las tribunas populares y gritando a todo pulmón sus amores por una escuadra que esperan los haga felices, así sea solo por noventa minutos, tiempo durante el cual sus vidas tienen sentido.... olvidando de momento las dificultades de la vida moderna y las injusticias del sistema.

Son los barristas.... esos que tu ves tan lejos de ti pero que puedes tocar con solo estirar tu mano, aquellos que los medios de comunicación, manejados por nuestra alta sociedad, se encarga de tildar de “desadaptados” y “antisociales”, términos despectivos con que se pretenden denotar el origen humilde de quienes conforman las Barras Populares (preferimos no llamarlas barras bravas, este término es mal usado) que alientan a uno u otro bando.

Son el reflejo de una sociedad que los ha discriminado por su origen popular, de una sociedad oportunista que los aparta pero que los busca cuando necesita algo de ellos, que se roba lo que les pertenece por derecho propio en cabeza de dirigentes, embusteros y lagartos que les prometen el cielo y la tierra a cambio de la esperanza de un plato de comida diario .... de un ilusión pasajera que nunca se concreta.

Cuantas veces los hemos juzgado?, tratándolos como escoria humana por que no se visten como tu, por que no tienen tu “nivel cultural”, por que representan una clase abandonada que no deseas ni mencionar ... tu orgullo es ser parte del sistema y buscas beneficiarte de este a toda costa, aun a costa de vidas como las de estos “desadaptados” .... tu solo piensas en que le hacen daño a tu sistema, a tu sociedad.... tu pagas impuestos mas altos que ellos y eso te da derecho exigir (eso piensas) y pagarías mucho más por que la ley (esa que maneja quien tenga dinero) los desapareciera de tu vista.

Los juzgamos por tener el cabello demasiado largo o por raparse, por que visten de negro y viven en función de juego que tu solo buscas para mermar tu “stress” ya que no lo sientes como ellos.... porque ellos beben y se emborrachan sin pudor, porque fuman y aman su “porro” frente tuyo... “malditos viciosos” (piensas tu) y olvidas que las industrias que manejan licor y tabaco, además de una corrupción enorme, patrocinan los deportes, la salud y la educación en este y muchos otros países.

Alguna vez has tratado de comprender por que actúan como lo hacen?, es poco probable, eso no te preocupa ... sólo piensas en que debes conseguir cosas para ti y los tuyos, en que nadie comprende y en que tu vida es miserable por no tener más dinero para gastar en productos importados tonterías que no te hacen falta pero que el modelo social te exige. Ellos son gente como tú, más normal de lo que te imaginas “ciudadanos ejemplares” que practican su mojigatería y doble moral escudados en normas de comportamiento acomodadas o en doctrinas religiosas con las cuales purgan sus pecados y oscuros instintos ... porque su conciencia los atormenta...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada